Cuando explota el inconsciente, las palabras se suceden una a una, sin control en la cabeza...No queda otra opción que extirparlas, expulsarlas, compartirlas... He aqui este blog!


jueves, 4 de febrero de 2010

Nada mas que la lluvia.

Amo la lluvia...
Amo caminar bajo la lluvia despreocupadamente, sintiendo el agua deslizándose por mi piel.
Traspasando mi cuerpo, como limpiándome el alma.

Placer... Disfruto como las luces de la ciudad delatan las gotas que las atraviesan cobrando vida al bailar con el viento.
Lo siento como un momento mágico...Donde mi mente no piensa.
Cierro los ojos y me dejo llevar...como si ese instante me transportara a otro mundo utópico, abstracto, efímero. Donde la realidad no me ahoga y mi cabeza se detiene sin tiempo, donde no existe nada mas... Nada mas que la lluvia, el sonido del agua cayendo y yo... Atravesando las gotas y fundiéndome en ellas.

Siempre que puedo, camino sin apurarme mientras llueve...Respiro lento, insipirando el olor a humedad que dejan esos días.
No me detengo a sentir la ciudad, con sus hedores y su suciedad habitual...Voy mas allá. Me concentro en ese aroma a lluvia que queda impregnado en mi.
Mi cara hacia el cielo y las gotas rebotandome y la realidad que se aleja, esa presión que me oprime el pecho que desaparece. La atmósfera a mi alrededor que derrepente se vuelve paz...
Soy solo yo y la lluvia, apoderándose de ese instante, limpiando mi ser...Como si el agua pudiera bañar mi interior y dejarme realmente limpia... Sin miedos ni culpas, sin tiempo, sin nada.

Solo yo, llena de lluvia...
Llena de humedad...
Llena de vida...

Llena...


Calma...


Plena.

6 comentarios:

Jared dijo...

Llueve.. tengo que ir a trabajar en 15 minutos y llueve. Voy a trabajar durante 10 horas de corrido.. y llueve, lpm.
Una vez fui libre de caminar bajo la lluvia, sin impermeable, sin preocuparme porque se mojara el celular o se empaparan las zapatillas; llegar a casa, bañarme y sonreír sintiendo los pies fríos, la nariz fría, el alma cálida y la sonrisa clara.
Me recordás a mi cuando sentía las cosas sin apuro, me recordás que pertenezco a una rutina dañina que yo mismo he alimentado :S
Que estés bien, un beso.

Madame Aria dijo...

ME fascina la lluvia a mi tambien. Porque no es que el cielo llora, es que nos está regando. Bueno, eso lo pensaba yo cuando tenia como 5 años. Pero queda. Así que ahora salgo a caminar abajo de la regadera porque la amo, la amo a la regadera esa :)

Paula y punto. dijo...

La lluvia me da dos sensaciones: de que la tierra se lava y de que la tierra explota.

No sé.

Beso!

Vilma dijo...

Holaaaaa, soy Vilma. Y esta es mi historia.

LiteralMente Impulsiva dijo...

Jared: Y si..Muchas veces la rutina nos atrapa...pero a veces no queda otra no? Yo creo que justamente disfrutando de estas cosas diarias o habituales como puede ser un dia de lluvia es como nos descontracturamos de la rutina. Impregnandonos de la pax momentanea que nos dejan esos momentos. Gracias por pasar y por seguir el blog. :) Un beso grande y nos leemos!

Madame Aria: A uno a veces le quedan grabadas esas sensaciones de cuando era chico...Cuando las cosas mas comunes se hacian grandiosas....Es lindo recordar todo eso y disfrutar de la lluvia como cuando ese momento nos parecia sorpresivamente magico!
Gracias por leerme! Estas invitada a pasar siempre que quieras! Beso!

LiteralMente Impulsiva dijo...

Paula y punto: Gracias por pasar a leer! Creo que tenes razón...en algun punto la lluvia demuestra que la tierra no da mas...

Vilma: Pasare a leer tu historia entonces :) Gracias por visitar mi blog!

Publicar un comentario